5 Pasos para recuperar lo perdido.

El mes pasado, pasando la aspiradora en casa, aspire una pequeña llave que resultó ser del casillero del colegio de mi hijo Felipe. Por lo tanto la simple limpieza del salón se transformó en: Operación búsqueda de « la llave perdida »
En otras ocasiones hemos aspirado pequeñas piezas de legos…que no alcanzan a verse, pero que se escuchan cuando el aspirador cumple su función. En estos casos no nos hemos molestado en buscarlas, por qué hay otras piezas (demasiadas)…, y en el último de los casos se pueden remplazar.
Esta ocasión era distinta, porque la llave era única, con la función de abrir la puerta del casillero del colegio, donde Felipe guarda su material escolar.
Imagínate! Felipe apagó y desenchufó la aspiradora, me toco quitar el saco, romperlo, buscar un lugar con suficiente luz para ver rápidamente la llave pérdida….Ponerme guantes y un barbijo para evitar el polvo…un rollo! … pero al final apareció…Uhufff, que aventura.

Cuando perdemos algo de gran valor.

Este episodio familiar me hizo recordar una historia que leí de una mujer que también perdió algo, aunque en su caso era de mayor valor.
Quieres saber que perdió?
Ella perdió una moneda… bueno quizás hoy no parece mucho pero en el tiempo que transcurrió la historia si.
Déjame que te cuente….Era una mujer que tenía 10 monedas de oro y perdió una. Cuando se dio cuenta que tenía solo 9 rápidamente encendió una luz y barrió toda su casa hasta encontrarla y cuando tuvo nuevamente las 10 monedas estaba tan feliz que compartió su alegría con amigas y vecinas.
Las mujeres casadas de aquellos tiempos se ponían una cinta en el cabello llamada diadema o un collar que estaba compuesto de monedas de oro en forma de cadena. Las monedas hacían parte de la dote cuando se casaban.
Era costumbre que una parte del precio de la dote se le daba a la novia, además de cualquier otro regalo personal de los padres a la novia.
Las monedas se cosían como un adorno en su velo nupcial el día de su boda, y se mantenían pegadas al velo a la vista de todos.

Estas monedas también daban identidad a la mujer. Cumplía el mismo propósito que el anillo matrimonial hoy en día. Tenerlas era símbolo de una mujer valiosa, con recursos, llena de dones y talentos e importante para su familia.
En otras palabras estas monedas estaban allí para darle honor a la mujer y si esa moneda estaba ausente, su imagen se veía afectada.
Con esto en mente, es fácil entender por que esta mujer se esforzó tanto en buscar la moneda perdida.

Que has perdido tu?

Con el paso del tiempo es probable que nos demos cuenta que algo hemos perdido… has perdido la pasión de la vida, has perdido tu norte, quizás has perdido las ganas de reír, la esperanza, la confianza, la ilusión …puede ser la seguridad, la fe, la perdida de metas, el sentido de dirección, la paz interior …

Muchas veces en nuestras vidas atravesamos distintas situaciones  y extraviamos una posesión de valor para nuestro interior, para nuestra esencia como mujer.

La perdida puede ser por un descuido, por un accidente, por  un momento en que bajamos la guardia, por confusión,  indecisión, aún por distraernos, entre otras causas.

Es muy importante saber lo que hemos perdido, darle valor, para comenzar a buscar.

1. Apaga el interruptor.

Mi hijo Felipe apagó la aspiradora y la desconectó. Tienes que parar un momento, no puedes perder cosas y seguir avanzando, no te acostumbres a perder.

A veces vivimos como montados en una locomotora que no tiene frenos. Algunos creen que “el tiempo lo cura todo“. Debemos aprender a levantar el pie del acelerador y a pisar el freno. Frenar a veces es una practica sana, preventiva y fundamental para recuperar lo que perdiste en el camino.

2. Enciende la luz.  

La mujer de nuestra historia, encendió una lampara. La luz nos habla de las ideas, de la creatividad, de salir de los encierros, de las cuevas, de correr las cortinas y abrir las ventanas para que entre el aire.

Encender la luz es buscar ayuda, pedir consejo a las buenas personas.

Donde no hay luz no hay orden, la luz del sol es indispensable para el buen crecimiento de las plantas. Necesitamos luz para ordenar nuestros pensamientos y para crecer.

3. Pasa la escoba.

La limpieza y el orden son los mejores aliados para recuperar lo perdido. Comienza por los pensamientos, elimina los que no son correctos, los que te alejan de tu objetivo, bárrelos de tu mente. Ordena tu mente, tus prioridades, deja de hacer siempre lo urgente y comienza a ocuparte de lo realmente importante. Haz una lista con tus sueños, tus metas y comienza a trabajar en ellas.

4. Persevera.

No te canses en la tarea, nadie ha dicho que sea fácil. Toma la lampara en una mano y la escoba en la otra. Analiza concienzudamente hasta encontrar lo perdido, te vas a sorprender en esta tarea. Dentro de ti hay una mina de oro, todos los recursos necesarios están dentro de ti. Vamos a por todas!

5. Comparte tu alegría y logros con otros.

La mujer de la moneda compartió su alegría de haber recuperado lo perdido con sus amigas y vecinas. Busca ayudar a otras personas. Conviértete en una inspiración y ejemplo para otros. Bendice a otras personas. Transmite esperanza, no enseñes una mascara de apariencia de perfección. Cuenta tu testimonio de superación, enseña a los demás el camino hacia la luz.

A qué esperas tu? No estás sola! Ser mujer es cosa de todas!

Determínate a recuperar lo perdido…Encuéntrate a través, de una comunidad de mujeres con propósito, que aman su vida.

Una comunidad dedicada al bienestar de la mujer. Una comunidad para encontrarte y ser encontrada por otras mujeres que comparten los mismos intereses.

Encuéntrate.

Tu encontraras eventos y entrenamientos para tu desarrollo y crecimiento espiritual, emocional y emprendimiento femenino.

Únete y encuentra lo que buscas!

Déjame tu comentario, me ayuda un montón a seguir, gracias!

Gabi Quintero.

Comparte en tus redes sociales!

Una respuesta a “5 Pasos para recuperar lo perdido.”

  1. Excelente ,Ahora estoy en ese proceso de encontrarme conmigo misma.Y dedicarme a lograr mis proyectos y metas.Muchas gracias querida gaby por estos tips.Fabuloso.Un abrazo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *